Construyo una alabanza a la vida por lo que nos da de sí: La vida misma, una realidad absoluta renovándose y revelándose a sí misma desde un "yo" eterno, universal y sabio que enseña a un "yo" temporal, ciego, sordo y vulnerable a encender una luz en la caverna, a levantarse en restitución y libertad contra todo despojo de sí mismo. Un fin que abordo con diferentes medios, recursos y un objetivo específico: realizar una obra que me satisfaga para convivir y perdure en la memoria del espectador.

Bárbara Correa Presente Perfecto

  • Miriam Perales Fuentes

    "Lo que es bueno hoy, tal vez no lo sea mañana, he allí el valor del momento, he allí el presente perfecto" Fernando Osorio (Fragmento de la canción popularizada por Celia Cruz)

    La primera vez que visitamos la casa de Bárbara corra, por aquel entonces, una de nuestras profesoras en la Escuela de las Artes Plásticas "Arturo Michelena". Se nos escapó un comentario "que bella tu casa"… seguido de un "se parece a ti". Nos habían impresionado la cantidad de detalles, formas y colores que acompañaban con su presencia la cotidianidad de su hogar. . . . Seguir Leyendo.

Fragmento de: Un Cielo como patio y un pueblo como universo.

  • Alexis Mujica, 1992

    Quien sino una excepcional creadora haría del recuerdo de una efímera alfombra de flores, destinada a las pisadas de una procesión, un paraje casi onírico, para conservar y preservar la memoria de la virgen.

    Bárbara correa encuentra en la escultura la manera exitosa de referirse y tocarnos al mismo tiempo con la misma añoranza de regresarnos un carrusel con lo cándido de la infancia, al igual que la belleza pueblerina, sin el pudor retrospectivo.


Cantar del Aqui y Ahora

  • Carlos Ochoa

    Quizá los silbidos de los pastores de la isla de la Gomera, o tal vez el tamaño de las montañas surgidas del azul profundo, otorgaron a Bárbara Correa Clemente el don de rescatar de las profundidades de la memoria, la luz necesaria para iluminar su consciencia, y transformar en un acto de mundo, la materia moldeable en una forma escultórica, que además posee existencia propia en el mundo, en el paisaje. Este acto de consciencia o conocimiento de si misma, le ha permitido a Bárbara Correa desarrollar una obra con una estructura identitaria particular, a lo largo de su ya dilatada trayectoria como escultora. . . . Seguir Leyendo.

Hablar de Bárbara Correa

  • Beatriz Canaan de Rincón

    Escribir sobre Bárbara no es muy difícil, por la calidad de su obra, es una escultora integral, completa, donde la vida encuentra la dulzura, la belleza, la inocencia. Desde su primera obra “María" tremenda pieza de tamaño natural, la cual estuvo en el Salón Michelena del año 1991, se entiende el trabajo de Bárbara como un camino para reflejar el arte con todas sus bondades a través de sus personajes casi reales, pero saliendo de su imaginación como en un mundo diferente, un mundo de paz y amor. Los espectadores se quedan admirando estas obras esperando comenzar una conversión con ellas, lo cual me recuerda la obra de Maillol, hombres y mujeres fuertes, desvestidos, reales que nos provoca cubrirlos e invitarlos a pasear por los parques donde se exhiben sus esculturas. La realidad en las esculturas de Bárbara, en un mundo donde lo mas extraño es lo que está de moda, nos hace comprender que la escultura desde sus primeros tiempos ha conservado y preferido al lado figurativo, y ese es el camino de Bárbara.